¿Qué es y cómo funciona un sistema de VMC o ventilación mecánica controlada?

ventilación mecánica controlada

Un sistema de ventilación mecánica controlada es aquel en donde el movimiento del aire que entra y sale de un edificio, es generado por la acción de un ventilador, que generalmente funciona gracias a la energía eléctrica.

Ventilación mecánica controlada

Hoy en día, el sector de la construcción apuesta por crear edificios altamente resistentes. Esto sobre todo para que los hogares y las oficinas resulten seguras, tanto para la salud y también para economizar energía eléctrica.

Estos dos puntos anteriores se pueden lograr instalando un sistema que permita que todo el aire que se mueva en el interior de estas estructuras, salga y entre de forma mecánica, es decir, mediante la electricidad.

De esto principalmente se trata el sistema conocido como ventilación mecánica controlada (VMC) y que posiblemente sea líder en un futuro cercano.

¿Cuáles son los tipos de VMC?

Estos son los principales:

De simple flujo

El funcionamiento de estos es introducir aire nuevo directamente desde el exterior y se divide en dos tipos:

Autorregulable

Donde las entradas de aire y las bocas de extracción trabajan de forma automática y en función a la presión del paso del aire.

Higrorregulable

En donde las superficies de entradas y las bocas de extracción se ajustan automáticamente a la humedad del lugar.

De doble flujo con recuperador de calor

Con ellos, se recupera una parte de la energía del aire que se extrae. Estos sistemas logran impulsar el aire nuevo a una temperatura próxima a la que hay en el interior de la vivienda.

Gracias a esto, es posible ahorrar energía tanto en la época del verano o en la del invierno, proporcionando alta calidad de vida en las habitaciones del hogar.

¿Cuáles son las ventajas de la ventilación mecánica controlada?

Estas son las principales:

Renovación del aire

Estos sistemas, son capaces de extraer el aire que se encuentra afectado por dióxido de carbono, olores y otros elementos que contaminan el aire. Gracias a los filtros, es posible depurar el aire que entra desde el exterior.

Climatización

Estos sistemas cuentan con un intercambiador que facilita climatizar el aire del interior de la estructura.

Ahorro energético

El momento en el que ocurre el intercambio térmico entre los flujos de aire del intercambiador se realiza sin consumir energía extra, de forma que esto se traduce en un ahorro considerable en la factura mensual.

¿Por qué utilizar ventilación mecánica controlada?

Estas son las principales razones:

Comodidad

Cuando una habitación se encuentra perfectamente ventilada, esta es capaz de aumentar el confort de cada una de las personas que se encuentren en ella.

Salud

Generalmente, el aire de un hogar se contamina por el humo, olores y diferentes sustancias que pueden generar malestar o alergia. Mediante la ventilación mecánica controlada es posible evitar que se proliferen los ácaros, el moho o las bacterias.

Estos elementos son la causa de los problemas de respiración más frecuentes en las personas, como por ejemplo, la rinitis. Utilizar este tipo de sistema será beneficioso para las personas con alergia.

Eficiencia

Abrir ventanas solo duplicará la necesidad de utilizar calefacción en un lugar, cosa que no sucede con el sistema de ventilación mecánica controlada. Este permitirá conseguir un ahorro de energía eléctrica considerable y un mayor ahorro de gastos en facturación.

Normativa

Las nuevas normativas europeas han establecido que es fundamental reducir el consumo eléctrico de las viviendas. Esto se debe llevar a cabo mediante la instalación de materiales de aislamiento y ventilación mecánica.

En Instalaciones Barcelona contamos con técnicos especialistas que se encuentran altamente cualificados para realizar instalaciones de sistemas de mecánica controlada. Si deseas más información, te invitamos a comunicarte con nosotros, atenderemos tu solicitud a la mayor brevedad posible.

Deja un comentario

Call Now ButtonLlamar